¿Se puede estudiar y trabajar al mismo tiempo?

estudiar_g1

Ayer tuve que rendir un examen parcial en la Universidad para una materia relativamente sencilla de mi carrera, de esas que se supone que uno tiene que cursar sin demasiadas complicaciones.

Sin embargo, y a pesar de que había conseguido un aplazamiento en la fecha del examen, llegué apenas con lo justo y a las corridas a preparar todo el contenido del parcial, debido a que últimamente he tenido unas semanas cargadas de trabajo y otras obligaciones.

Por eso, al salir del examen, cansado y caminando hacia mi casa, me surgió la nefasta pregunta: ¿es posible estudiar y trabajar al mismo tiempo? ¿se puede hacer frente a todas las responsabilidades que implica tener un trabajo de tiempo completo y a la vez terminar una carrera universitaria de alta exigencia?

Cada vez conozco más gente que realiza las dos actividades a la vez. Sabido es que la situación económica general nos obliga a la mayoría de nosotros a tener que pensar en muchas ocasiones en conseguir maneras de generar ingresos por nuestra cuenta.

Ni hablar si ya pasaste la barrera de los 25 y todavía seguís con materias pendientes en la universidad. Esta conyuntura general ha obligado a muchas universidades y facultades a revisar sus esquemas de horarios, permitiendo así que aquellos que trabajan puedan cursar en turnos nocturnos u horarios alternativos. Aún así, se hace difícil.

chiste1vz2

Tal vez esta sea una de las claves más importantes por la cual la educación en nuestro país tiene que seguir siendo pública y gratuita: si no te permitieran cierta flexibilidad en el cursado de las materias (llámese atrasarse en la carrera o elegir que materias hacer) sería imposible poder trabajar. Y esto en una universidad privada no se da.

De todas manera, me parece que la situación no es sencilla. ¿Hay muchos casos exitosos de gente que estudie y trabaje? ¿o es un porcentaje muy pequeño? Y cuantas personas hay que ya son padres y aún así lo siguen intentando con los estudios.

Tal vez sea necesario en un futuro no muy lejano algunos cambios en nuestra sociedad, que permitan que aquellos que se esfuerzan por construir una futuro más sólido en sus vidas, sean los que tienen todas las posibilidades al alcance de la mano; y no como a veces nos da la sensación, las aprovechen los que menos se las merecen.

Por qué hay que tener buena onda con los profesores

Ya he contado en algunos posts  y en la pestaña “Acerca de…” que además de mi trabajo habitual con el cual me gano la vida (que pomposo que suena) también estoy terminando la carrera de Ingeniería Electrónica en la Universidad Nacional del Sur (aunque en realidad lo de “terminando” es meramente especulativo, ya que trabajando y estudiando a la vez, uno nunca sabe bien en que momento terminará, pero bueno, ese es otro tema).

El hecho de trabajar full time me obliga en muchas oportunidades a tener que hacer malabares para poder cursar o rendir materias, ya que las complicaciones son varias: horarios que no coinciden, falta de tiempo para estudiar, pedir permisos constantemente en el trabajo, etc.

stress-main_full

Debido a estos inconvenientes, me veo obligado  muchas veces a pedirles favores a los profesores o a los ayudantes de práctica, para poder cumplir con los requisitos de la cursada. Y en estos años de esfuerzo he aprendido algo: siempre es bueno hacerse amigo de los profesores (o léase “hacerse el amigo”, es lo mismo).

Cuando ingresé por primera vez a la Universidad (allá por el año 97) era bastante más renegado y  si un profesor/a me caído medio pesado, o era medio agrio, le hacía la cruz. Creo que esta es una actitud que la mayoría de nosotros tenemos en la adolescencia.

Sin embargo hoy, con unos añitos universitarios más, la realidad volvió a mostrarme lo equivocado que estaba en mis primeras épocas en la uni.

Continuar leyendo “Por qué hay que tener buena onda con los profesores”