Uia! tengo un SMS!… uff, no, es otra vez publicidad…

Hace poco estuve leyendo un artículo publicado en la revista Gestión de la edición noviembre-diciembre 2008, sobre un estudio de los posibles mercados en los cuales trabajará el marketing de Internet móvil, o Internet en los celulares. Sabido es que gran parte de la industria de las comunicaciones está apostando fuerte al desarrollo de plataformas y aplicaciones que permitan una experiencia cada vez más completa a los navegantes de los teléfonos móviles. Es lo que se viene a gran escala.

Pero leer con detenimiento un estudio al respecto, focalizado en estrategias de marketing, me generó algunas preguntas, sobre todo porque realmente creo que será muy interesante desarrollar aplicaciones en ese medio, pero ahora, no se vendrá una avalancha de publicidades y campañas molestas en nuestros teléfonos personales?

Por lo visto hasta el momento, las promociones vía celular son bastante mediocres, con sólo pensar en la interacción entre televisión y móviles, con sus servicios de descarga de contenidos, uno ya tiene una muestra. ¿Realmente es rentable ofrecer fotos de Nazarena Velez a cambio de un SMS caro? Seguramente si, sino no lo ofrecerían, aunque cuesta creerlo. Por mi parte no me las bajaría ni gratis de Internet 😛

banner1

Aunque la consolidación de la nueva generación de teléfonos celulares 3G permite ofrecer otras alternatibas. Y puede que recién ahora estemos ante la posibilidad concreta de ver aplicaciones útiles e interesantes por un lado, y que las estrategias marketineras no invadan nuestra intimidad y seguridad en los celulares por el otro. Según el estudio, en países emergentes los usuarios no tuvieron drama en adaptarse a los nuevos usos que introduce la web móvil; sin embargo, en USA los usuarios se mostraron más cautos y reticentes en los temas que involucran su privacidad y seguridad de sus datos, por lo cual se recomiendan campañas «opt-in» que requieran de la previa autorización de la persona para mostrar contenidos publicitarios en su celular.

¿Qué pasará con Argentina? ¿Cómo reaccionaremos los consumidores futuros de Internet móvil? Seguramente surgirán nuevas comunidades y pseudoculturas, sobre todo líderadas por las generaciones que hoy en día utilizan el celular como algo que los diferencia socialmente, y que nacieron cuando la telefonía sin cables ya era un hecho.

Referencia: Revista Gestión, edición nov-dic 2008, «Cómo llegar a la generación M», Fareena Sultan y Andrew Rohm.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *