Desarrollo científico en Argentina: diseñando la tecnología del futuro

Son muchas las universidades de Argentina que desarrollan avances técnicos, científicos y tecnológicos e investigaciones que son reconocidas en diversas partes del mundo. Sin embargo, no son muchos los argentinos que conocen esta realidad. Los medios que alimentan la cultura cotidiana de la familia argentina lamentablemente no cuentan estas historias de logros científicos hechos en nuestro país. Y estos relatos son cada día más necesarios en un país que sufre una gran deserción de estudiandes, sobretodo en las carreras de corte científico o tecnológico.

Este es el caso de un grupo de investigadores del Laboratorio de micro y nanotecnología de la Universidad Nacional del Sur, en Bahía Blanca, a cargo de los ingenieros Dr. Pedro Julián y Pablo Mandolesi, docentes e investigadores de esa Casa de estudios. En el laboratorio mencionado se investiga, diseña y produce luego en el exterior, micro y nano chips que serán utlizados en dispositivos electrónicos de diversa clase: electromedicina, imágenes, teléfonos celulares, y en muchas aplicaciones más.

En este video producido por el equipo de prensa de la Universidad, podemos ver a ambos científicos explicando brevemente su tarea, y el alcance de sus diseños. Junto a ellos trabaja un grupo de jóvenes graduados y próximos a hacerlo, quienes elaboran microchips como si lo hicieran en los países del primer mundo, con sueldos del tercero. No hace mucho en nuestro país se “discutió” el impuestazo a los productos electrónicos de importación, aduciendo que era para mejorar la producción de estas tecnologías en Argentina. Pues bien, esta gente es la que está diseñando electrónica de vanguardia, sin embargo deben enviar sus prototipos a fabricar al exterior, a países como Taiwán por ejemplo.

Se suele creer que en esta parte del planeta sólo abundan los malos ejemplos, sin embargo, un grupo de científicos y docentes, en silencio, pelea codo a codo con los países desarrollados en un campo tan complejo como el de la nanotecnología. Emanuel Ginóbili no es el único bahiense que llegó a las grandes ligas. El Dr. Pedro Julián brinda sus clases de “Dispositivos Semiconductores” para alumnos de tercer año de la carrera de Ingeniería Electrónica desde hace años con una computadora portátil tipo tablet: escribe fórmulas y gráficos en la pantalla de su compuatadora y sus alumnos pueden visualizarlas en una pantalla gigante colocada delante del pizarrón. No deben tomar notas, porque el profesor guarda la clase y la sube a la página web de su cátedra. Los alumnos estudian directamente de los apuntes del profesor.

Si, en Sudamérica. Haciendo vanguardia y en silencio.

Vía: Noticias de la UNS