Salvan a un galpón histórico de la demolición

 

vieja_terminal

La construcción de una nueva Terminal en Bahía Blanca motivó el traslado de todas las dependencias de la vieja al flamante edificio. Hasta el momento se utilizaba acondicionada una antigua estación de ferrocarril. Junto a ella se levanta un galpón ferroviario, una construcción típica de la arquitectura inglesa, que forma parte de la identidad patrimonial de la ciudad. Era utilizado por varias empresas de ómnibus para las encomiendas.

Al realizar el traslado, se preveía su demolición, pero la intervención del doctor José Marcilese y el ingeniero Mario Minervino llegaron a tiempo: el Concejo Deliberante aprobó su preservación. Ambos profesionales –uno encargado del Archivo de la Memoria de la UNS y otro docente de la cátedra Patrimonio Cultural del Departamento de Geografía y Turismoiniciaron una campaña en los medios para crear conciencia sobre el valor histórico de ese bien.



Su intención fue que no corra la suerte de otros en la ciudad, que posee grandes obras ferroviarias ya casi destruidas. El galpón ocupa unos 500 metros cuadrados cubiertos. Si bien el Municipio consideró respetar la estación, no tomó en cuenta al edificio como inmueble a conservar y darle un nuevo uso. El pasado jueves 4, por unanimidad, fue aprobada en el Concejo Deliberante la ordenanza, elaborada por el radicalismo, por la que se dispuso la “suspensión provisoria” de la demolición.

La ordenanza dispone, además, la creación de una comisión especial, integrada por concejales y profesionales del Ejecutivo, que evaluará las posibilidades de mantenimiento del edificio “que impliquen su no demolición y puesta en valor”. Este grupo de trabajo elaborará un dictamen final que será puesto a consideración del Concejo Deliberante, cuerpo que resolverá el destino final de la construcción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *