Preocupante ola de robos en la Universidad Nacional del Sur

Una preocupación cada vez mayor parece sentirse entre todos aquellos (profesores y alumnos, personal docente y no docente),  que de una u otra manera participan de la rutina diaria de la Universidad Nacional del Sur: cada semana que pasa se registran nuevos robos de material didáctico y elementos de oficina dentro del edificio de la Universidad, y ya prácticamente no queda una sola Unidad Departamental que no haya sufrido un robo, y en la mayoría de los casos, de costosos elementos electrónicos como proyectores y pantallas, monitores LCD de computadora o hasta incluso notebooks.

Como consecuencia de esta situación, ha cambiado la actitud de muchos docentes, ya no es raro que en clase se hable del tema con los alumnos, se toman ciertas medidas de seguridad extra como cerrar las aulas al finalizar la clase, y existe una sensación entre el personal que se puede escuchar por todos los pasillos de la  Universidad. La ola de robos es parte de la realidad actual de la UNS y nadie está ajeno al tema hoy en día en el ámbito universitario.

Estos hechos de delincuencia no son nuevos en la Universidad Nacional del Sur. Se calcula que el año pasado se habrían hecho más de 50 denuncias de robo de implementos de oficina pertenecientes a los diferentes Departamentos Académicos, y aunque este año no se sabe todavía con precisión la cifra de robos, practicamente todas las semanas aparece alguna nueva «novedad»: «robaron dos monitores del Departamento de Matemática», «desde anoche falta un proyector en el Departamento de Ciencias en Ingeniería de la Computación», «se robaron una notebook de la oficina de un profesor»; son algunas de las frases que se repiten a diario en la UNS. Y ya todo el mundo se acostumbra a esta nueva rutina de noticias internas.

Esta semana comenzó a verse un aumento de presencia de los empleados de la empresa de seguridad privada que trabaja en la Universidad en los pasillos de la misma. Y justamente uno de los mayores interrogantes que tiene mucha gente hoy en la Casa de Estudios es qué resultado brinda tener una empresa encargada de la seguridad de los edificios universitarios si no cesan los robos, y más aún teniendo en cuenta el grueso presupuesto que significa esto para la Universidad: para 2011 se estaría pensando gastar más de 2.000.000 de pesos en seguridad incluídos dentro del Presupuesto oficial, y hoy por hoy, no se ven reflejados. No es fácil sin dudas controlar todos los movimientos dentro de un Organismo tan grande (el de mayor cantidad de empleados de toda la ciudad de Bahía Blanca), pero la realidad pide un nuevo enfoque.

Sin barrera: la Seguridad Privada parece no poder frenar la ola de robos

Nadie dentro de la UNS ha quedado ajeno a este estado de las cosas, los cuidados se extreman y pareciera que no se habla de otra cosa, ya que si bien estas olas de robos se suceden cada cierta cantiodad de años de manera casi cíclica, este año pareciera no tener fin, y sobrevuela cierta sensación de impunidad por parte de quienes llevan adelante estos actos delictivos. ¿Existirá cierto grado de organización entre los ladrones? ¿Estos elementos electrónicos son vendidos en algún mercado negro? ¿Cómo entran (muchas veces de noche) a ciertos lugares que permanecen cerrados con llave?

La Universidad Nacional del Sur no es ajena a la realidad argentina, y seguramente muchas Universidades Nacionales podrán contar la misma historia de robos en sus edificios, pero no cabe duda que este año la situación se ha desbordado y por el momento parece no tener solución. Una verdadera lástima que en una prestigiosa Universidad de nuestro país sucedan este tipo de hechos, porque en estos casos el robo parece doble: no sólo se están llevando artícutos de valor comercial, se están robando elementos de enseñanza y material didáctico, un faltante que será muy dificil de reemplazar.

Actualización:

Cabe aclarar que el Consejo Superior Universitario de la UNS trató este tema sobre finales del año pasado y resolvió tomar ciertas medidas de Seguridad extra descriptas en el Boletín Oficial Nº 238 de octubre de 2009 en el apartado «Organización – Medidas de Seguridad en la UNS»,  en donde se preveía incluso la instalación de un sistema de monitoreo por cámaras (artículo 5to), resolución que no pudo llevarse a cabo por quejas de algunas organizaciones.

Tal Resolución posee consideraciones interesantes por parte del Consejo Superior Universitario como » […] Que en virtud de los horarios en que se han consumado algunos de los hechos se debe suponer que los perpretadores tienen amplio acceso a diversos ámbitos de nuestra Casa de Estudios».

Para ver la Resolución completa se puede acceder al Boletín Oficial Nº 238 de la UNS.

2 opiniones en “Preocupante ola de robos en la Universidad Nacional del Sur”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *