Premio Loreal UNESCO para investigadora de la PLAPIQUI

La doctora María Luján Ferreira, investigadora de la Planta Piloto de Ingeniería Química, recibió en el Salón Azul del Senado de la Nación la Primera Mención Especial del Premio Nacional Por las Mujeres en la Ciencia, que por 8º año entregan L”Oréal y el área de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), en colaboración con el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet). La investigación dirigida por Ferreira propone conseguir partículas de tamaño nanométrico de un óxido de hierro (magnetita), que se aplicarían para retener sobre su superficie un componente presente en corrientes líquidas o gaseosas, y así extraer compuestos peligrosos para la salud animal, vegetal o humana, disueltos en efluentes industriales y que deben eliminarse.

ferreira

“A este reconocimiento, muy significativo para mí, lo comparto con un entusiasta y dedicado grupo de trabajo que incluye a los becarios de doctorado Agostina Córdoba, Paula Nicolás y Daniel Sánchez, y a las doctoras Gabriela Tonetto, Verónica Lassalle e Ivana Magario. En lo personal, es un estímulo y una responsabilidad para seguir haciendo mi trabajo lo mejor posible”, señaló María Luján Ferreira.

Madre de dos hijos de 17 y 14 años, profesora adjunta de la Universidad Nacional del Sur, donde se graduó en 1988, la científica bahiense también se desempeña en la Planta Piloto de Ingeniería Química (Plapiqui) y es investigadora del Conicet). “Cuando hablamos de nanotecnología en el proyecto presentado, hablamos de partículas de un sólido cuyos tamaños son 1.000 veces más chicos que el diámetro de un cabello humano. Además, tienen propiedades magnéticas, es decir que son capaces de responder a la acción de un campo magnético externo, como el que genera un simple imán. Pretendemos preparar este tipo de partículas para adsorber contaminantes como colorantes o metales pesados de efluentes industriales”, explica la científica.

La principal ventaja asociada a estos materiales es que se pueden reusar luego de varios lavados sin sacarlos del recipiente donde se aplicaron. Así se evita filtrar, separar y lavar aparte de donde se hacen las reacciones o se aplican esos sólidos. Ferreira indica que usan sólidos para extraer compuestos peligrosos para la salud animal, vegetal o humana, disueltos en efluentes industriales y que deben eliminarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *