Pedro Silberman preside el Foro de Facultades y Escuelas de Medicina Públicas de la Argentina

PEDROEl director decano del Departamento de Ciencias de la Salud de la UNS, magister Pedro Silberman, fue electo presidente del Foro que nuclea a las 14 Facultades y Escuelas de Medicina públicas de la Argentina. Hasta el momento, quien ejercía la titularidad era el decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario, doctor Miguel Farroni.

Ahora y por los próximos dos años, acompañarán al Director decano de Ciencias de la Salud de la UNS la doctora Larissa Carrera (de la UNL) como vicepresidenta, y como secretario el doctor Sergio Provenzano, de la UBA.

Su nominación se produjo en Santa Fe, durante el III Congreso del Foro, llevado a cabo entre los días 18 y 20 del corriente.

El propósito del Foro es el de coadyuvar en la generación de políticas de salud en general, y de educación médica en particular, a todos sus niveles y en todo el ámbito de la Nación, constituyéndose en interlocutor de los Ministerios de Salud, de Educación, y demás estructuras gubernamentales.

Investigadores de la Universidad de Rosario desarrollan tecnología que perfecciona calefones solares

Imagen0089El equipo Interdisciplinario de la Facultad de Ingeniería de Rosario (UNR) creó un dispositivo transportable para evaluar el funcionamiento, rendimiento y la operación de calefones solares en cualquier lugar del territorio argentino, y cuyo uso permite un importante ahorro energético.

“En nuestro país, donde tenemos una variedad extensa de clima, un calefón solar no se comporta de la misma manera en La Puna que en Mendoza, en Buenos Aires o en Ushuaia, por las características propias de cada lugar”, dijo Gastón Sáez de Arregui, investigador de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNR.

El dispositivo, según publica el portal Energía Estratégica, fue desarrollado por el equipo denominado “Laboratorio remoto móvil de energía solar térmica”, de esa casa de estudios.

Los calefones solares ayudan a paliar el problema energético, pues permiten elevar la temperatura del agua de uso domiciliario, la que se emplea para lavar platos, para ducharse, entre otros usos.

“En vez de utilizar gas como en Rosario, o leña y combustible en localidades que no usan gas, se emplea el sol como fuente energética y esto permite un ahorro significativo en esa energía primaria“, detalló Sáez de Arregui.

“En ciudades muy desarrolladas el gas recibe subsidios, entonces no resulta tan significativo el ahorro económico; sí el energético, pero estos calefones son importantes en ciudades pequeñas o pueblos donde no hay gas natural y consumen gas envasado, que tiene un costo muy alto”, explicó.

En el mercado hay dos tipos de calefones solares, los de fabricación nacional y los importados, y con dos tecnologías: la que utiliza tubos de vacío que se importan y su fabricación es escasa, y otros de placa plana que son más sencillos de construir.